botas ugg de mujer Running Can Make You High

ugg tiendas Running Can Make You High

THE runner’s high: Every athlete has heard of it, most seem to believe in it and many say they have experienced it. But for years scientists have reserved judgment because no rigorous test confirmed its existence.

Yes, some people reported that they felt so good when they exercised that it was as if they had taken mood altering drugs. But was that feeling real or just a delusion? And even if it was real, what was the feeling supposed to be, and what caused it?

Some who said they had experienced a runner’s high said it was uncommon. They might feel relaxed or at peace after exercising, but only occasionally did they feel euphoric. Was the calmness itself a runner’s high?

Often, those who said they experienced an intense euphoria reported that it came after an endurance event.

Others said they experienced a high when pushing themselves almost to the point of collapse in a short, intense effort, such as running a five kilometer race.

But then there are those like my friend Annie Hiniker, who says that when she finishes a 5 k race, the last thing she feels is euphoric. “I feel like I want to throw up,” she said.

The runner’s high hypothesis proposed that there were real biochemical effects of exercise on the brain. Chemicals were released that could change an athlete’s mood, and those chemicals were endorphins, the brain’s naturally occurring opiates. Running was not the only way to get the feeling; it could also occur with most intense or endurance exercise.

The problem with the hypothesis was that it was not feasible to do a spinal tap before and after someone exercised to look for a flood of endorphins in the brain. Researchers could detect endorphins in people’s blood after a run, but those endorphins were part of the body’s stress response and could not travel from the blood to the brain. They were not responsible for elevating one’s mood. So for more than 30 years, the runner’s high remained an unproved hypothesis.

But now medical technology has caught up with exercise lore. Researchers in Germany, using advances in neuroscience, report in the current issue of the journal Cerebral Cortex that the folk belief is true: Running does elicit a flood of endorphins in the brain. The endorphins are associated with mood changes, and the more endorphins a runner’s body pumps out, the greater the effect.

Leading endorphin researchers not associated with the study said they accepted its findings.

“Impressive,” said Dr. Solomon Snyder, a neuroscience professor at Johns Hopkins and a discoverer of endorphins in the 1970’s.

“I like it,” said Huda Akil, a professor of neurosciences at the University of Michigan. “This is the first time someone took this head on. It wasn’t that the idea was not the right idea. It was that the evidence was not there.”

For athletes, the study offers a sort of vindication that runner’s high is not just a New Agey excuse for their claims of feeling good after a hard workout.

For athletes and nonathletes alike, the results are opening a new chapter in exercise science. They show that it is possible to define and measure the runner’s high and that it should be possible to figure out what brings it on. They even offer hope for those who do not enjoy exercise but do it anyway. These exercisers might learn techniques to elicit a feeling that makes working out positively addictive.

Newsletter Sign Up

Continue reading the main story

The lead researcher for the new study, Dr. Henning Boecker of the University of Bonn, said he got the idea of testing the endorphin hypothesis when he realized that methods he and others were using to study pain were directly applicable.

The idea was to use PET scans combined with recently available chemicals that reveal endorphins in the brain, to compare runners’ brains before and after a long run. If the scans showed that endorphins were being produced and were attaching themselves to areas of the brain involved with mood, that would be direct evidence for the endorphin hypothesis. And if the runners, who were not told what the study was looking for, also reported mood changes whose intensity correlated with the amount of endorphins produced, that would be another clincher for the argument.

Dr. Boecker and colleagues recruited 10 distance runners and told them they were studying opioid receptors in the brain. But the runners did not realize that the investigators were studying the release of endorphins and the runner’s high. The athletes had a PET scan before and after a two hour run. They also took a standard psychological test that indicated their mood before and after running.

The data showed that, indeed, endorphins were produced during running and were attaching themselves to areas of the brain associated with emotions, in particular the limbic and prefrontal areas.

The limbic and prefrontal areas, Dr. Boecker said, are activated when people are involved in romantic love affairs or, he said, “when you hear music that gives you a chill of euphoria, like Rachmaninoff’s Piano Concerto No. 3.” The greater the euphoria the runners reported, the more endorphins in their brain.

“Some people have these really extreme experiences with very long or intensive training,” said Dr. Boecker, a casual runner and cyclist, who said he feels completely relaxed and his head is clearer after a run.

That was also what happened to the study subjects, he said: “You could really see the difference after two hours of running. You could see it in their faces.”

In a follow up study, Dr. Boecker is investigating if running affects pain perception. “There are studies that showed enhanced pain tolerance in runners,” he said.

Dr. Boecker and his colleagues have recruited 20 marathon runners and a similar number of nonathletes and are studying the perception of pain after a run, and whether there are related changes in brain scans. He is also having the subjects walk to see whether the effects, if any, are because of the intensity of the exercise.

The nonathletes can help investigators assess whether untrained people experience the same effects. Maybe one reason some people love intense exercise and others do not is that some respond with a runner’s high or changed pain perception.

Annie might question that. She loves to run, but wonders why. But her husband tells her that the look on her face when she is running is just blissful. So maybe even she gets a runner’s high.
botas ugg de mujer Running Can Make You High

botas ugg de mujer ASESORIA CONTABLE TRIBUTARIA Y LABORAL

ugg 2015 ASESORIA CONTABLE TRIBUTARIA Y LABORAL

VENTA DE ACTIVOS FIJOS INCIDENCIA CONTABLE Y TRIBUTARIA.

Conforme a lo previsto en el artículo 947 del Código Civil CC, la transferencia de propiedad de bienes muebles se efectúa con la tradición (léase entrega) a su acreedor, salvo disposición legal diferente; en otras palabras, la propiedad de un bien mueble se transfiere con su entrega física al acreedor siempre y cuando no exista norma que obligue a cumplir otra formalidad para la transferencia.

En el caso de bienes inmuebles, el artículo 949 del CC, establece que la sola obligación de enajenar estos bienes hace al acreedor propietario de él, salvo disposición legal diferente o pacto en contrario. 31,155.00 (incluye IGV). Con fecha 31.10.2011 la empresa decide vender dicho activo por un valor de S/. 18,000.00 (más IGV) que corresponde a su valor de mercado, Cómo sería el tratamiento contable y tributario, sabiendo que a dicha fecha el valor neto en libros de dicho bien asciende a S/. 15,272.06?En función a lo que establece el párrafo 67 de la NIC 16 Propiedades, Planta y Equipo, el importe en libros de un elemento (entiéndase activos) se dará de baja en cuentas cuando la entidad se desapropie del mismo, entre otros, mediante la venta del bien; reconociendo la pérdida o ganancia que surja por la baja del activo en el resultado del

período. En consideración a lo antes expuesto se deberá efectuar el siguiente asiento:

Toda vez que la desapropiación del bien origina la entrada de flujos de efectivo, se deberá reconocer el correspondiente ingreso que permita determinar el resultado de la operación en el estado de resultados. Conforme a lo dispuesto por la NIC 18: Ingresos de actividades ordinarias, se reconocería el ingreso cuando la entidad ha transferido al comprador los riesgos y beneficios inherentes al bien, el importe de los ingresos pueden medirse con fiablemente y resulte probable que la entidad reciba los beneficios

económicos asociados con la transacción; que deberá mostrarse tal como sigue:De conformidad con el artículo 20 TUO LIR, en la enajenación de bienes depreciables,
botas ugg de mujer ASESORIA CONTABLE TRIBUTARIA Y LABORAL
la renta bruta estará constituida por la diferencia existente entre el ingreso neto total proveniente de dicha operación y el costo computable de los bienes enajenados (en nuestro caso el costo de adquisición) disminuido en el importe de las depreciaciones que hubiera correspondido aplicar de acuerdo a Ley. nos encontramos ante una ganancia de capital toda vez que se ha enajenado un activo fijo (bien de capital), generándose un resultado equivalente a S/. 2,727.94 (S/. 18,000.00 S/. 15,272.06), es decir, se ha producido una ganancia (Ingreso Costo Computable) proveniente de la transferencia de bienes que no se encuentran destinados a ser comercializados

en el ámbito de un giro de negocio o de empresa.

Esta ganancia, conforme con el literal d) del artículo 28 del TUO de la LIR constituye renta de tercera categoría al ser generado por una empresa. Complementariamente a ello, debe observarse que el ingreso se considerará para efectos del pago a cuenta correspondiente al mes de octubre.

En lo que concierne al Impuesto General a las Ventas en la medida que esta operación implica la transferencia de bienes muebles se encuentra dentro de uno de los supuestos gravados con el Impuesto General a las Ventas y por lo tanto resulta correcto su afectación a dicho tributo. Así, dado que la venta se realiza con posterioridad a los dos aos de su puesta en uso, no resulta aplicable la verificación si

existe reintegro del crédito fiscal dispuesto en el artículo 22 del TUO de la LIGV, aunque como puede observarse el valor de mercado de la operación resulta menor al precio de adquisición. 30,000) el mismo que fue enajenado como chatarra a un valor de S/. 1,100.00 más IGV. Cómo se contabiliza dicha operación?, y cuál es la incidencia tributaria?Independientemente que el bien se encuentre totalmente depreciado la venta de este debe realizarse considerando el valor de mercado ya sea que éste sea vendido como chatarra, asimismo se debe emitir el comprobante de pago que corresponda. En el presente caso se puede observar que la empresa P A SAC ha obtenido una ganancia de S/. 1,100 producto de la venta del activo fijo dado que el costo neto del

activo es cero al encontrarse totalmente depreciado. Dicha ganancia se encuentra afecta al Impuesto a la Renta, debiendo considerarse como parte de la base imponible para el pago a cuenta del mes de octubre mes en que se realizó la transacción.

Asimismo, dado que se trata de la venta de un bien mueble dicha operación se encuentra gravada con el 18% por Impuesto General a las Ventas.

REINTEGRO DEL IGV POR VENTA DE UNA MAQUINARIA DESTINADA A OPERACIONES GRAVADAS CON IGV.

Una empresa que realiza únicamente operaciones gravadas con IGV, adquirió y puso en funcionamiento una máquina en el mes de marzo 2011 cuyo valor de adquisición es de S/. 72,600 más IGV.

En el mes de diciembre 2011, realiza la venta de dicho activo a un valor de mercado de S/. 52,000 más IGV. Se consulta respecto al cálculo del reintegro del crédito fiscal del IGV,
botas ugg de mujer ASESORIA CONTABLE TRIBUTARIA Y LABORAL
para lo cual nos proporciona la siguiente información adicional:

botas ugg de mujer Inspirados en el renacimiento

ugg australia bailey button Inspirados en el renacimiento

Colomer no pierde el ‘gusto’ ni en el nombre de su empresa (Gusto by Colomer). Empezaron vendiendo zapatos con una estilo a camino entre la calidad espaola, el diseo italiano y la pisada inglesa. Ahora, se preocupan por uno de los principales complementos masculino: el reloj.

Su nueva colección, 16 modelos cada uno con su estilo y su nombre, apuesta por lo espaol y, según advierte Gonzalo Colomer, uno de los socios fundadores de este negocio que tiene también venta online, no sólo lo suizo puede ir clavado cuando hablamos de muecas y tiempo.

“En general es una colección muy equilibrada, muy inspirada en el renacimiento italiano. Por eso cada uno de nuestros relojes tiene una historia, un nombre de algo que nos gusta o de un artista que ha sido maravilloso y que ha conseguido muchas cosas, un arquitecto, un pintor, un escultor. Cada reloj es un pequeo homenaje”.

Al igual que el resto de sus artículos, los relojes de Colomer se pueden adquirir en su página web, y en 48 horas se recibe el pedido en casa, con los gastos de envío gratis.

Gonzalo Colomer advierte de que están en un periodo de ampliación que significa bucar concesionarios, es decir, joyerías para vender estos relojes, y pensar en una colección femenina de la misma calidad y diseo.
botas ugg de mujer Inspirados en el renacimiento

botas ugg de mujer Corrupción estructural en la Generalitat

botas marca ugg Corrupción estructural en la Generalitat

Infokrisis. Desde hace 150 a hacen y deshacen a su antojo en Catalunya. Son 300 familias ligadas por lazos de parentesco endog que acumulan patrimonio, lo fusionan, a trav de matrimonios de sus hijos e hijas y controlan los negocios, la sociedad, la cultura y la pol catalana. Ellos construyeron el catalanismo pol y ellos lo han gestionado en exclusiva. No se han enterado todav pero su ciclo toca a su fin. Su canto del cisne han sido los casos Palau y Pretorio, tras los cuales nada ser igual en Catalunya.

F Millet era algo m que un estafador (presunto, claro, porque en la Catalunya de la oligarqu todo es presunto a la espera de que el proceso jam se celebre) especializado en desviar fondos del Palau de la M a sus cuentas de gastos personales hasta m all de lo grotesco y mezquino. F Millet era sobre todo patriota catal pen v de un linaje decimon vinculado a los negocios y al catalanismo pol Su modo de actuar denota una sensaci de impunidad absoluta. Desde 2002 la Sindicatura de Comptes (el equivalente catal del Tribunal de Cuentas) detect anormalidades, las cuales no impidi que la Generalitat y otras instituciones condecoraran y honraran a Millet.

El despacho de este catal en el Palau era frecuentemente visitado por los grandes nombres de la sociedad y de los negocios locales. No iban all para pedir favores o recomendaciones sino para dar dinero. Y es raro, porque Millet, habitualmente era quien les llamaba y les solicitaba donaciones. Su orgullo y soberbia llegaban hasta el punto de no desplazarse a la oficina de los que sableaba, sino que los citaba en la suya seguramente para jugar en terreno propio.

Esbozo hist hacia una nacional de Catalunya

F Millet llevaba treinta a al frente del Palau de la M La m le importaba, literalmente, un pepino, pero el lugar, en tanto que uno de los centros hist de relaciones entre la oligarqu catalana desde principios del siglo XX, era una instituci que permit conmover a los patricios de las 300 familias de la alta burgues y obtener de ellos jugosas donaciones. Desde que el Conde de G en el tercio del siglo XIX, financiaba de su bolsillo todas las actividades catalanistas, exist en esos c la noci de crear una nacional de Catalunya El Gran Teatro del Liceo no parec el lugar m adecuado para ello.

Las wagnerianas, al decir de aquella generaci catalanista, eran y, en cualquier caso, poco cat y nada catalanas. Sin embargo, era lo que los amantes de la m exig en aquella El wagnerianismo penetr profundamente en los gustos de la aristocracia econ del Liceo de la misma forma que las masas corales se hab extendido entre las clases populares gracias a la obra de Anselm Clav francmas y socialista ut Clav se hab inspirado en el libro Viaje a Icaria, de Etienne Cabet (uno de los padres del comunismo ut cuyo pensamiento logr penetrar profundamente en los c revolucionarios barceloneses). Cabet contaba que en su sociedad ideal icariana los obreros ir cantando al trabajo y trabajar cantando coralmente para establecer v fraternos entre todos ellos. Anselm Clav llev esta idea a la pr y, desde entonces, las masas corales siempre han tenido cierta raigambre popular en Barcelona. Pero el Conde de G no estaba c ni con las wagnerianas seguidas por la alta burgues ni con las masas corales que atra a las clases populares frecuentemente impregnadas del naciente socialismo. En efecto, ni en unas ni en otras se encontraba ese car catalanista que tanto ansiaba. De ah que propusiera la construcci de una nacional de Catalunya y para ello estuviera dispuesto a poner sobre la mesa sus ingentes y casi ilimitados fondos.

G fracaso a la hora de crear una nacional catalana capaz de rivalizar con el wagnerianismo. Aprovechando que el mecenas ten grandes propiedades en las costas del Garraf, un m que formaba parte del entorno de los G Garc Robles, decidi dedicar una peripat a esta comarca. La se llam y ser dif decidir si la m compuesta por Garc Robles era lo peor o lo farragoso del texto escrito por el poeta Ram Pic i Campa secretario personal del Conde de G desluc m la obra Robles, por cierto, escribi para el Orfe Catal un a la Bandera Catalana y la trilog evidenciando que hac todo lo que pod para satisfacer al mecenas.

M fortuna tuvo el Orfe Catal sociedad coral fundada en 1891, surgido de las masas corales de Clav El Orfe fue fundado por Llu Millet i Pag y para darle una sede social se construy el Palau de la M Catalana cuyo sobrino nieto saque en los 30 a En Catalunya se dice que los padres crean las empresas, los hijos las expanden y los nietos las destruyen Con algunas diferencias, m o menos, esto fue lo que ocurri en el Palau de la M

F Millet padre, hombre clave del catalanismo pol de postguerra

Ten algo de raz F Millet cuando consideraba el Palau de la M y el Orfe Catal como una especie de jard familiar. Si Llu Millet y Pag (1867 1943) fund estas instituciones con la intenci de reforzar el catalanismo pol y su intenci de de una m nacional de Catalunya fue el arquitecto Domenec i Montaner (otro catalanista que, naturalmente, propon la creaci de una nacional de Catalunya de la que Gaud y Puig i Cadafalch ser sus m exponentes) llev a cabo el proyecto que se inaugur en 1908. Las 300 familias encabezadas por G financiaron el edificio que siempre destac por su excelente sonoridad y la discutible calidad est de los exteriores.

F Millet i Maristany (1903 1967), sobrino del fundador se cri entre el ambiente catalanista del Palau y los jesuitas de Caspe que no lograron hacer carrera del zagal. opt como toda la alta burgues catalana de la por la pol de las fusiones familiares que entra tambi fusiones econ y cas con la (hija mayor de una familia, destinada a recibir la herencia) de la familia Tusell, clan de industriales, entre cuyos negocios figuraba una agencia de seguros al frente de la cual fue colocado el pap del protagonista del Palau

En esa pr todo el nacionalismo catal era, como el vasco, cat y F Millet padre, siguiendo del obispado de Barcelona cre a sus expensas la Federaci de Joves Cristians de Catalunya (FEJOC) en 1931 y pocas semanas despu de Uni Democr de Catalunya. Al estallar la Guerra Civil, la FEJOC sufri 400 bajas la mayor asesinados por la FAI. Los Millet lograron escapar hasta la Italia fascista en donde papa F se hizo cargo de una empresa de seguros italiana que en plena guerra instal en la Sevilla de Queipo de Llano. Pero F Millet hizo algo m en los meses de guerra, mientas gente de su edad daba la vida en los frentes: hizo negocios.

Con los dineros obtenidos compr la Compa Hispano Americana de Seguros y Reaseguros, empresa que trabajaba con el gobierno fascista italiano durante la primera fase de la II Guerra Mundial. Las empresas vetadas por los aliados por estar vinculados visiblemente a la Italia fascista eran sustituidas por una tapadera, la compa de F Millet. Eso le permiti amasar una gran fortuna y comprar el Banco Popular de Previsi a trav del cual trabajar luego con el poderoso sector bancario del Opus Dei. Por si esto fuera poco, la compa italiana para la que hab trabajado, en agradecimiento a los servicios prestados le regal el 25% de acciones del Banco Vitalicio. Entre este peque holding bancario y los seguros, Millet se convirti en una de las grandes fortunas de la Catalunya de postguerra y como tal particip en grandes negocios en la Europa destrozada que surgi de la II Guerra Mundial. Sus negocios de seguros abarcaron todos los pa de Europa Occidental incluyendo Alemania, Francia e Italia y llevando sus tent a la por entonces pr Rep Argentina.

En 1941 impuls la renovaci de los Jocs Florals y financi la creaci de la Sociedad Ben Minerva que ayudaba econ a los intelectuales catalanistas en el exilio que deseaban volver. En 1947 tuvo lugar un hecho cuya importancia generalmente no se valora en su justa medida. El catalanismo empez su reconstrucci Esta no se hizo a trav de movimientos pol sino mediante iniciativas religiosas y culturales. El mejor prosista en lengua catalana, Josep Pla, hab dado la idea de reeditar las obras de Verdaguer (a partir de 1940 ya se publicaron sin el m m problema con la censura obras escritas en catal de autores cat Otros, como mucha m fe cat que Pl siguieron por esta v en 1945, cuando el abad benedictino de Montserrat (Aureli Escarr empez a preparar las Fiestas de la Entronizaci de la Virgen de Montserrat junto a F Millet i Maristany. La idea, en principio, no era mala: se trataba de a los catalanes que hab combatido en ambos bandos.

Ib Escofet en su libro Mem un gran cementiri recuerda que fue all en donde por primera vez emergieron los nombres de Ainaud de Lasarte (historiador,
botas ugg de mujer Corrupción estructural en la Generalitat
luego diputado de CiU), Joan Ravent (luego l del PSC), Josep Benet (luego l del PSUC y profesor particular de los hijos de F Millet) o el propio Jordi Pujol. El acto es considerado por la historiograf catalanista como el punto de arranque del movimiento que todav en esa estaba vinculado a las esferas eclesi

Pero F Millet i Maristany participar en otras dos iniciativas importantes para la reconstrucci del catalanismo pol la creaci del Cultural (1961) de la que fue primer presidente y en la fundaci de Banca Catalana que asumi la financiaci del catalanismo. Por lo dem a partir de 1951, asumi tambi la presidencia del Orfe Catal que ya empezaba a ser una familiar de los Millet. A pesar de sus gigantescos recursos, ninguno de los Millet destac como pol Cuando se producen los del Palau

En efecto, el 19 de mayo de 1960, cuando se conmemoraba el centenario del nacimiento del poeta Joan Maragall. Una parte de los asistentes cant el Cant de la Senyera (composici de Llu Millet sobre un poema de Joan Maragall, compuesta como himno del Orfe Catal en presencia de varios ministros de Franco. Resultaron detenidos los organizadores y sometidos a consejo de guerra, entre ellos Jordi Pujol (que siempre neg responsabilidad en los hechos). El episodio tuvo lugar precisamente en el Palau de la M A partir de ese momento, Pujol se convierte en el centro del catalanismo pol de postguerra cuyo periplo durar hasta 2003 cuando no se presente de nuevo como candidato a la presidencia de la Generalitat.

El Millet

F Mar Millet i Tusell era hijo de F Millet i Maristany. Mientras sus hermanos mayores se dedicaron a ampliar la fortuna familiar al frente del holding bancario (el Vitalicio y el Hispano; y el mayor, Salvador llegar a presidente de La Caixa entre 1980 y 1987), F fue enviado por la familia a Guinea Ecuatorial cuyo negocio era el pl y el cacao. Acabada la aventura africana tras la descolonizaci en 1974, particip con otros dos nombres ilustres del catalanismo pol Josep Trias de Bes (militante del PSUC en los 60, pasado al socialismo catalanista en 1973, luego al partido pujolista CDC desde 1976, en 1995 al PP y desde 2009 en UPyD lo cual no fue obst para que firmara el Manifiesto del S al Nou Estatut) y Joaqu Molins (pasado del Centre Catal en 1976, a UCD en 1979, luego en 1981 a CDC ocupando distintos cargos hasta que se retir en 2001) en Renta Inmobiliaria Catalana fundada por los hermanos Baquer i Mir (otros apellidos catalanes ilustres). La cosa fue bien hasta que empezaron los problemas. F Millet acab quince d en la C Modelo acusado de estafa y condenado luego por que un delito de falsedad El Pa public la sentencia el 31 de octubre de 1984. A pesar de que la fiscal lo solicit el tribunal no autoriz el procesamiento de Joaquim Molins y Josep Mar Trias de Bes, miembro del Consejo de Administraci de Renta Catalana. Los perjudicados por la imprudencia de F Millet y la falsedad de Ignasi Baquer fueron en total 120

Sin embargo desde 1978 fue nombrado presidente del Orfe Catal sustituyendo a otro apellido de 300 Joan Anton Maragall. Maragall, hijo del poeta Joan Maragall y, por tanto, t del ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall, tiene tambi una carrera emblem del camaleonismo de este grupo selecto de familias olig catalanas: amigo del alcalde franquista Jos Mar de Porcioles, Joan Ant colocar a su sobrino Pascual en el Ayuntamiento de que formara parte del Front Obrer Catal y fuera enviado al exilio dorado tras ser desarticulado el grupo , en la guerra civil hab huido a Burgos para ponerse a las de Franco y trabajar con Eugeni D de derechas como y as hasta el inicio de la transici que le coge al frente del Club Catal (nacionalistas de derechas.

El mismo a en el que Millet es condenado por el feo asunto de Renta Catalana, se crea la Fundaci Orfe Catal de la M destinada para asegurar la financiaci p a estas instituciones presididas por A partir de ese momento se produce la riada de fondos con que la Generalitat obsequia a una de las instituciones que ya han pasado a ser tradicionales en Catalunya y que permitieron ampliar el Palau con unas obras discutibles e innecesarias que, seg los expertos, terminar arruinando la ac del local.

A lo largo de los 32 a en los que Millet estuvo al frente de la instituci incluso sectores catalanistas Lluch, por ejemplo denunciaron la decadencia de la instituci Parad contra m fondos p y privados aflu a la entidad, ca en m aton Hoy se sabe que los m eran becarios y se ignora lo contabilidad real de pr 32 a

Las 100 familias, las 300 familias, las 400 familias

Al estallar el Caso Palau, la primera reacci del nacionalismo fue asumir una defensa cerrada de de los suyos Oriol Pujol, quinto hijo del expresident de la Generalitat neg las acusaciones y sali en defensa de Millet alegando que se trataba de nuevo ataque al pa La Catalunya pesa conoc perfectamente que el Palau de la M se hab convertido en un semillero de contactos y relaciones econ que nada ten que ver con la m Y si se quer participar en esta trama de reparto de contratas y prebendas que pasaban a trav de Millet, hab que pagar un peaje: financiar el Palau que era como financiar el huerto de Millet, esto es, al propio Millet. La primera reacci de Oriol Pujol supuso la reacci visceral de un miembro de la oligarqu catalana que consideraba que el ataque contra uno de los suyos, era el ataque contra todos. Pero la abundancia de indicios hizo que esa l de defensa fuera inmediatamente abandonada so peca de aumentar el descr de la oligarqu catalana. Las de la oligarqu recalibraron pronto su estrategia. Mejor dejar caer durante unos meses a Millet para evitar que la opini p se fijara en ellos. son estas familias olig

Carles Carretero, ex conceller de la Generalitat y ex dirigente de ERC, actualmente embarcado en la aventura independentista del Reagrupament junto al presidente del Bar Joan Laporta, lo dijo muy claramente el pasado oto queremos una patria empobrecida en la que 400 personas lo deciden todo y lo reparten todo Esta alusi a 400 parece enigm sin embargo deriva de una frase pronunciada por F Millet i Tusell: unos cuatrocientos y siempre somos los mismos citando como lugares de encuentro el Orfe Catal el C del Liceo, la tribuna del FC Barcelona y La Caixa No se trata de los de gobierno de la sociedad catalana pero s en donde se relaciona la gente que tiene poder real. Cuando Josep Llu N quiso ampliar sus relaciones lo hizo en el marco del Bar Su problema era que sus apellidos carec de pedigr catalanista. No era de los 400 Es curioso que F Millet se incorporara a la candidatura de N continuara con el siguiente presidente de la entidad, Joan Gaspart incluso a pesar de que se hubiera presentado en la candidatura rival de Bassat O Si Millet fue requerido por N se debi solamente a su negra catalanista

Sin embargo, en el libro L catal de Pere Cullell y Andreu Farras se hablaba de las 100 familias que se reparten el poder en Catalunya y Antonio Santamaria en su art en El Viejo Topo, alude a familias de las que dice Vivens Vives que figuraban en el censo de fabricantes de 1829 qu quedamos? 300 400 apellidos ilustres componen la oligarqu catalana? Poco importa. Habitualmente los apellidos indican hasta qu punto la endogamia ha mezclado a estas familias (300 seg Vicent Vives). Por otra parte, no todas las familias olig han sobrevivido, algunas se han empobrecido, generalmente a causa de los nietos no estaban a la altura de sus padres y optaron por vender patrimonio en los 80, pate en los 90 y vivir penurias en el siglo XXI. Los que han sobrevivido fueron republicanos bajo la rep franquistas durante el franquismo y dem de centro derecha y de centro izquierda desde la transici y ma ser lo que haga falta que sean, impulsados por su esp camale

A lo largo de estas d y ya que hab que pasar por la popular su habilidad ha consistido en legitimar su mecanismo de poder utilizando el catalanismo como elemento emotivo y sentimental para obtener el refrendo de las urnas, pero est bastante claro que para ellos no es m que una proyecci para seguir manteniendo su posici hegem Nacionalistas sobre todo, algunos de ellos optaron por el PSC, como forma de socialdemocracia moderada y te de un fuerte sentimiento catalanista cuya tarea hist fue denunciada por el propio Leguina: chicos que eran progres en su juventud y que hoy nos sirven para que los votantes charnegos no se nos salgan del redil

La disposici olig de todo este sector llega hasta el absurdo: Sin ir m lejos, el funcionario del cuerpo de interventores de la Generalitat Enric Fern Ferrer entre el 2002 y el 2005 se encarg de fiscalizar las cuentas del Consorci del Palau de la M era la pareja sentimental de Gemma Montull, exdirectora financiera del Palau, imputada en la causa e hija de Jordi Montull, mano derecha de F Millet y administrador del consorcio Orfe Fern pag con fondos del Palau obras valoradas en 97.000 euros en una casa propiedad de y de su pareja en Tei (Maresme) era el funcionario que deb censurar las cuentas del Palau

La verg de la familia Millet se llama hoy Millet i Tusell Se ignora la cantidad total que defraud del Palau de la m Joaqu Leguina lo cifraba entre 20 y 30 millones de euros Era, como casi todo en Catalunya donde la alta burgues olig se ha comportado con una completa impunidad desde el Caso Banca Catalana en donde una parte sustancial de los negras catalanes aparec un secreto a voces que la prensa catalana callaba y de la que no ven proliferando an informaciones, denuncias e investigaciones period jam publicadas.
botas ugg de mujer Corrupción estructural en la Generalitat