botas imitacion ugg El cuento realista y el cuento fant

ugg baby boots El cuento realista y el cuento fant

Noticias Edición Impresa Brasil debió pagar de 9 a 24 veces más por nuestra energía Ver más noticias Política Editorial Economía Locales Interior Judiciales Artes y Espectáculos Ciudadano digital Sociales Deportes Suplementos Opinión Ñe’mbeweb Internacionales Investigaciones Notas Ciencia y Tecnología Suplementos

ABC Revista Judicial Motor 3 Fronteras Gaceta del Sur Salud Centinela Humor Weekend Nosotras Revista Periodismo Joven Casa y Jardín Cultural Económico ABC Rural Gastronomia Comercial Nacionales Deportes Fútbol Automovilismo Básquetbol Tenis Polideportivo Estadísticas deportivas Espectáculos Cine y TV Música Reseas Cultura Literatura Artes Plásticas Gente Especiales Elecciones internas 2017 Caacupé 2017 Paraísos de papeles Centenario de Augusto Roa Bastos Buscador de Funcionarios Públicos Corrupción en la FIFA Edelio secuestrado Mi mascota y yo Notas Dime con quién andas ABC Remiandu Municipales 2015 Mundo Clasiweb ABC TV ABC CARDINAL M WOBI Aula Digital Multimedia Un día como hoy Ciencia Mundo curioso Tecnología Soy un viral Cartas al director ABC Solidario Periodismo Joven Empresariales Buscador de Funcionarios Noticias Edición Impresa Nacionales Deportes Espectáculos Especiales Mundo ABC TV ABC CARDINAL

Inicio > Articulos > El cuento realista y el cuento fantástico

04 de Mayo de 2007 00:00 LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA El cuento realista y el cuento fant Alguien llam al cuento “un microcosmo de la vida” porque condensa en forma sint la complejidad y diversidad del mundo en que los seres humanos nos desenvolvemos.

Capacidad: Clasifica el cuento en realista y fantástico a partir de la estructura y características específicas de cada uno.

La nota peculiar del cuento es que puede representar la realidad mediante la imitación de la misma o también recrearla por medio de la imaginación. Los puntos en común y los rasgos distintivos del cuento realista y del fantástico ya los conoceremos a continuación.

En primer lugar definamos qué es el cuento

El cuento es una forma de expresión narrativa breve, cuyo tiempo de lectura no excede los 60 minutos. Sus características generales, independientes de la clasificación en realista, fantástico, erudito, folclórico, etc., son: Está escrito en prosa; exige del lector mucha concentración, por lo que no admite una lectura interrumpida; a excepción de los cuentos folclóricos, todos tienen un autor conocido.

Además, desarrolla una trama de mucha tensión para lograr un desenlace inesperado; la síntesis y la unidad son sus propiedades imprescindibles: todas las palabras cumplen una función determinada; el espacio y el tiempo son sus elementos infaltables; el número de personajes es reducido y los mismos son caracterizados solamente con los datos necesarios para ubicar al lector; y tiene una intención: didáctico, moral, documental, simbólica, entre otras. El argumento de este tipo de cuento parte de la observación directa que el escritor hace de su entorno: tradiciones, costumbres, paisajes, pueblos, etc., y que refleja en su obra con verosimilitud, es decir, con apariencia de verdad.

Baldosas negras y blancas

(Dirma Pardo de Carugatti)

Las jóvenes llegaron casi al mismo tiempo, atraídas por el cartel “Se necesita empleada”. La que vino primero ya estaba hablando con la seora de la casa, cuando la segunda se aproximó con disimulado interés. Traía en la mano el papelito que le había dado una mujer del mercado que recordaba haber visto el cartel esa maana. Ya estaba por pasar de largo, cuando oyó que la seora decía que necesitaba dos empleadas.

La muchacha que llegó primero hizo un gesto cómplice a la otra y esta se detuvo a su lado. El trato se cerró tras un largo interrogatorio y la enumeración de exigentes requisitos.

Nada de novios en la puerta de la calle, ni familiares de visita. Salidas por turno una vez a la semana y uniforme durante las horas de trabajo.

La Seora hablaba en voz baja, pero autoritaria y firme, mientras las inspeccionaba con la mirada, como si estuviera midiéndolas.

No tienen hijos, verdad? preguntó de pronto, con un tono que no dejaba dudas respecto a la reacción que produciría una respuesta afirmativa.

La que Llegó Después hizo una mueca de disgusto, pensando, tal vez, que eso ya era impertinencia, pero la otra, que tenía la risa fácil, la hizo desistir de una contestación altanera que, por cierto, hubiera dado fin a la entrevista.

Soy muy exigente, proseguía la Seora, por eso pago muy bien. Jamás tomo empleadas con mala dentadura o aspecto desaliado. Ustedes están un poco excedidas de peso, pero eso se remedia con el trabajo.

Los misterios que plantean el hombre y su mundo son el punto de partida del cuento fantástico. La ausencia de respuestas y la vacilación entre una explicación natural y otra sobrenatural son los recursos más utilizados para lograr la incertidumbre. Otro recurso para confundir la realidad es la interrelación entre el sueo y la realidad, sueo dentro de otro sueo, conciencia de que se está soando, sueos comunes a varias personas que luego en la vigilia deja un rastro, etc.
botas imitacion ugg El cuento realista y el cuento fant