botas australia ugg baratas Aquel verano de

ugg replica Aquel verano de

1978 parece una fecha mágica en el calendario espaol. De esas de las que habla todo el mundo y que marcan un antes y un después como si fueran una fractura sísmica en el tiempo. del tipo el nacimiento de Jesucristo o el ao 1000 o el Descubrimiento de 1492.

Sin embargo, echando un vistazo a periódicos, programas de televisión, éxitos musicales o revistas del corazón, uno se da cuenta que 37 aos. sí que no son nada.

En aquél verano de 1978 el hit en todas las radios era ‘Vivir así es morir de amor’ de Camilo Sexto y en las televisiones espaolas (en la mayoría de los hogares acababa de entrar el color en la única pantalla del hogar) se enganchaban a los partidos del Mundial de Fútbol de Argentina, con mitos como el argentino Mario Kempes; el holandés Neeskens o el italiano Paolo Rossi, que provocaban sensaciones parecidas a las que ahora crean Messi, Neymar o Cristiano.

Aquél verano de 1978 se recordará como ‘el de los tres Papas’. Tampoco en polémicas vaticanas parece que hayamos avanzado mucho. Pablo VI murió en pleno mes de agosto y fue sucedido por Juan Pablo I, en un cónclave breve y que parecía apostar por la renovación que hoy se le atribuye a Francisco I. Juan Pablo I también decidió renunciar a tiaras, entronizaciones y demás. y el lema de su corto papado fue “Humildad”.

Pero este papa sólo duró 33 días y murió el 28 de septiembre de 1978. (Aunque se nos escapa de las fechas oficiales del verano, por si alguien no sabe cómo termina la historia, su sucesor, Juan Pablo II, fue elegido el 16 de octubre de 1978 con la promesa de dar calma a la institución y duró hasta 2005).

En las peluquerías se seguía hablando de bodas y de divorcios a golpe de ‘Hola’. Ese verano, todo el mundo hablaba del divorcio de Isabel Preysler y Julio iglesias. Le suena esta chica filipina? En el mes de julio anunciaban su separación, una ruptura que se enfrentaba al culebrón del verano: el 28 de junio, Carolina de Mónaco pasaba por el altar enamoradísima del ‘playboy’ Philippe Junot, al que conoció con sólo 18 aos.

Resultó el evento del ao para la crónica social del momento que veía como la joven princesa sobresalía en protagonismo a su madre Grace Kelly. Otra de las parejas del verano eran la Duquesa de Alba y Jesús Aguirre, con el que se habían casado esa primavera, siendo el padrino el hijo mayor de Cayetana de Alba.

Era el verano de las sonrisas, como la del presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, que convocaba en Ciudad Rodrigo la primera ejecutiva de su partido, UCD, un ao después de haber ganado las primeras elecciones generales que se celebraban en Espaa desde 1936. Suárez se había convertido en un promotor de cambios con una educación exquisita y modales de caballero que lo mismo hacía suspirar esos días en los ambientes políticos que en las tertulias femeninas.

Musicalmente hablando, la lista de éxitos de aquél verano podría seguir formando parte de un mix actual con los mejores sonidos de cada estío. Víctor Manuel triunfaba con ‘Sólo pienso en ti’, Camilo Sexto con ‘Vivir así es morir de amor’. Se oía a Roberto Carlos con ‘Lady Laura’ y a Julio Iglesias y su ‘Me olvidé de vivir’.

El Festival de Benidorm era todo un acontecimiento cada verano por aquella década. En 1978, se cumplía su vigésima edición y todo el mundo tenía claro que Tony Landa, uno de los cantantes más conocidos del momento, se iba a alzar con la Sirenita de Oro. Sin embargo, la polémica saltó días antes del 6 de julio porque el compositor de “Ella era” había registrado la canción en Francia e incumplía las normas del concurso. Descalificado Landa, el ganador fue Yunque con ‘Toro negro’.

Pero también se oían en las discotecas y programas musicales del momento los sonidos ‘disco’ de Baccara y su ‘Sorry, i’m a lady’. Eso sí, sobre todo se tarareaba en los ambientes más urbanos, que para cantar en inglés no estaban las orquestas de las verbenas de 1978.

Era cuestión de meses puesto que ese verano se estrenaba ‘Grease’ en EEUU aunque no llegaba a Espaa hasta el 22 de septiembre, una despedida muy cinematográfica para ver cómo acaba el verano para Danny Zuko y Sandy Olsson.

Mientras llegaba la estética de la brillantina, los tupés, los pantalones de cuero y los pauelos al cuello, los cines espaoles se llenaban para disfrutar de ‘Desmadre a la americana’, ‘Bilbao’, ‘Capricornio Uno’, ‘Las cuatro plumas’, ‘Fuerza 10 de Navarone’ y, ya en septiembre, ‘La escopeta nacional’.

Crónicas bélicas, dramas históricos y hasta comedias irónicas que congregaban a públicos diferentes con una motivación común: descubrir el misterio de la gran pantalla.

Además, el verano de 1978 aventuraba un OTOÑO DE CINE (con mayúsculas y casi a gritos) en el que coparían las salas muchos de los clásicos que ya se habían estrenado al otro lado del Atlántico pero que llegarían a nuestro país con vocación de quedarse, verano tras verano: ‘Tiburón 2’, ‘El expreso a medianoche’ o ‘La noche de Halloween’.

Para los que preferían la tele, el programa ‘Aplauso’ se hacía con un prime time sin competencia puesto que ni siquiera el segundo canal (La 2) había llegado en ese ao a sintonizarse en todo el territorio nacional. Donde llegaba el UHF, se emitía sólo a determinadas horas y los fines de semana.

Sin embargo, en la primera, la tele de todos, ‘El gran circo de TVE’ tatuaba a los payasos de la tele casi con hilos de inmortalidad; ‘Informe Semanal’ ya informaba en profundidad de todo lo que ocurría dentro y fuera de nuestras fronteras; ‘Fantástico’ cumplía los deseos de quienes veían en la pequea pantalla una magia divina y ‘Curro Jiménez’, se convertía en una serie fetiche para los que luchaban por una democracia de hecho y no sólo de derecho.

Y hasta ese verano ya estaba la Ruperta (sí, la Ruperta que volvería más estilizada en los aos 90′) cantando eso de ‘Un, dos, tres’ y regalando apartamentos en Torrevieja y Benidorm.

Si en EEUU, el 25 de julio nacía la primera nia probeta, Louise Brown, días antes, el 8 de julio, los ‘grises’ entraban en la plaza de toros de Pamplona con porras en mano y provocaban unos incidentes muy graves en unos ‘sanfermines negros’. Más de 55 heridos en la plaza, gente escapando en el camión frigorífico que lleva a los toros muertos. y más protestas que acabaron con un muerto días después, con los encierros suspendidos y la petición de dimisión del entonces ministro de Interior, Rodolfo Martín Villa.

El mundo parecía igual de revuelto que 37 aos después con 122 estudiantes muertos en Teherán, tras los disparos contr auna manifestación, una explosión de gas en un camping de Tarragona que provocaba 150 fallecidos (en la trageida de Alfaques) mientras en Bremen se hablaba ya de una moneda única para Europa. La ola de calor alcanzaba los 45 grados en casi toda Espaa y las imágenes de los inmigrantes rodesianos en un viaje desesperado hacía lo imposible huyendo de la guerra estremecían a Europa. Les suena? Parece que nada ha cambiado pero sí, en 1978, el fútbol era un juego de 11 contra 11 en el que siempre ganaba. Argentina.

“Peaso” voz la de Camilo Sesto (con s, no con x) Y que celos tenia yo a la Andrea Bronston,que no la podia ni ver!!,(era perfecta como una Diosa) la verdad es que hacian una pareja maravillosa!!. El programa “Aplauso” me traia de cabeza,no me lo perdia núnca !llevaban a lo mejorcito de todo el planeta,tanto el Fradejas como la Silvia Tortosa me encantaban!!. Curro Jimenez nos unia a toda la familia,
botas australia ugg baratas Aquel verano de
al igual que el un dos tres. Lo único malo de este ao fue que me planto mi primer amor y lo pase fatal,ahora con los aos me pregunto,por que me preocupe tanto,por un tipo tan aburrido.