tiendas ugg mexico Reproducción Ilegal de libros afecta 40 por ciento de producción

ugg venta online Reproducción Ilegal de libros afecta 40 por ciento de producción

La reproducción ilegal de obras literarias o “piratería” representa uno de los principales problemas que afectan a la industria editorial, porque sus pérdidas ascienden hasta al 40 por ciento al ao, coincidieron autores y líderes de este sector.

De acuerdo con una investigación realizada por Notimex, la industria editorial atraviesa por la que es quizá su peor crisis, pues son tres los problemas más fuertes que enfrenta: el fotocopiado de libros, la “piratería” de libros y la reproducción de obras entre editoriales o competencia desleal.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), Gonzalo Araíco Montes de Oca, explicó durante una conversación sostenida en su despacho que cada ao se fotocopian 30 millones de ejemplares de diversos autores.

Esta práctica, aadió, afecta de manera significativa tanto a la industria como a los mismos autores, problema al que se debe sumar el que otro 10 por ciento de la producción editorial anual es reproducida ilegalmente por “libreros poco honestos”.

Reconoció que el fotocopiado es una pérdida mucho mayor que la “piratería industrial”, porque es ese caso “podríamos estar hablando de entre cinco mil millones y seis mil millones de fotocopias al ao. Esto si lo llevamos a nivel libro de un promedio de 250 páginas estaríamos hablando de casi 30 millones de ejemplares”.

“Si sumamos los 10 millones de piratería industrial, más los 30 millones de libros fotocopiados, estamos hablando de 40 millones de ejemplares, que representan el 40 por ciento de la producción editorial privada, (números) que son bastante elevados”, precisó.

En ello coincidió el gerente de producción del Fondo de Cultura Económica (FCE), Joaquín Diez Canedo, quien en entrevistado vía telefónica sobre este tema expuso que “nuestro problema principal es la reproducción de nuestros libros a nivel fotocopiado”.

Aclaró que al FCE no le ha afectado la reproducción ilegal de libros, por lo que podría decir que es la única en no padecer este problema.

Sin embargo, para la Caniem la “piratería industrial” se ha tornado muy grave y daina desde hace tres aos y, según explicó Gonzalo Araíco, se calcula que el 10 por ciento de la reproducción ilegal ha significado pérdidas económicas por varios miles de millones de pesos.

Sostuvo que la industria editorial no se ha escapado del ataque de organizaciones delictivas bien estructuradas que elaboran copias del original. “Esto obviamente se hace en talleres clandestinos y, posteriormente, se colocan en diversas librerías”, comentó.

“Se reproducen los libros de venta masiva y de venta segura, sobre todo aquellos que son best sellers. Es así que hemos encontrado libros como Harry Potter (de J. K. Rowling), que es un libro que ha tenido mucho éxito comercial”, entre otros muchos, puntualizó.

Expuso que otros son “El seor de los anillos” de J. R. R. Tolkien; “Algebra” de J. Benítez; “Caitas” y la “Casa embrujada”, de Carlos Trejo, y algunas de las obras de Gabriel García Márquez, como “Relato de un naufrago”, “Cien aos de soledad” y “El coronel no tiene quien le escriba”.

El presidente de la Caniem recordó que fue la Editorial Trillas la primera empresa que detectó este delito en el mercado nacional, sobre todo en el Distrito Federal y la frontera norte, principalmente el estado de Chihuahua.

Comentó que esa casa editorial denunció el pasado 16 de agosto ante la Fiscalía Especial en Delitos de Propiedad Industrial e Intelectual de la Procuraduría General de la República (PGR), la cual inició la indagatoria 126/FEDPII/02, que está radicada en la mesa IV.

La empresa exhibió a la representación social ejemplares y copias de los libros: “Primer curso de contabilidad”, del autor Elías Lara Flores; “Juguemos a leer”,
tiendas ugg mexico Reproducción Ilegal de libros afecta 40 por ciento de producción
de Rosario Ahumada, y “Juguemos a leer, manual de ejercicios”, de Alicia Montenegro.

Tras comprobar la existencia del delito, abundó, la PGR realizó las primeras indagaciones el pasado 29 de agosto en el Centro Histórico de la Ciudad de México, y con base en una orden judicial cateó dos inmuebles en los que sólo encontró imprentas.

Posteriormente, el 24 de septiembre, llevó a cabo un operativo en calles del Centro Histórico que significó el aseguramiento de 98 ejemplares de diversos autores y editoriales reproducidos ilegalmente, apuntó al referir que la integración de la indagatoria continúa.

Gonzalo Araíco sealó que las copias “piratas” son tan exactas que cuando se llevó dos ejemplares del libro de “Algebra” de Baldor a la Cámara de Artes Gráficas, organismo que debería conocer la diferencia entre un texto original y otro apócrifo, no pudo detectar ésto.

“Es más, dijeron que el original era en realidad la copia pirata. Es increíble, nos encontramos con un producto pirata exactamente igual, cocido y con pasta dura como esta hecho el Baldor original”, aadió. Sigue

Sobre esta problemática, Jorge Anaya, vocero de la Editorial Planeta, expuso que los precios de las copias falsas a veces es hasta 50 por ciento menor que el original, aunque es muy variable, “todo depende de la ambición de estas cadenas delictivas”.

Entrevistado en las instalaciones de la empresa expuso que antes se tenía la idea de que la “piratería” era un problema de otros países, como Perú o República Dominicana, pero no de México y ahora se ve con preocupación que aquí que empieza a aparecer este flagelo y que es incontrolable, comentó.

El escritor “Carlos Trejo, cuyas obras son editadas por Planeta, nos informó que en uno de los eventos donde le tocó ir a firmar autógrafos le habían presentado libros que eran evidentemente reproducciones ilegales”, indicó.

Externó el convencimiento de Planeta de que el problema es más grande de lo que se pensaba y comentó que una editorial perteneciente a la Caniem, que publicaba un manual de mecanografía, encontró que le habían “pirateado” más de un millón de ejemplares de esa obra.

Subrayó que Planeta ya ha tomado medidas y desde octubre pasado a todos sus libros nuevos y reimpresiones les colocó en la contraportada una advertencia “Si el libro no lleva el holograma intacto es evidentemente un libro de reproducción ilegal”.

Reconoció que “esta es una advertencia para las librerías, que son los lugares abiertos y relativamente controlables del comercio de libros, aunque en el comercio ambulante esto no signifique nada”.

Sin duda esto podría no significar nada para aquel o aquellos que trabajen de manera ilegal, sin embargo, en el momento en que la PGR intervenga en algún otro operativo y detecte ejemplares de reproducción ilegal ya no puede el vendedor alegar ignorancia”, abundó Anaya.

Sin embargo, esta acción de Planeta puede no ser un freno a la “piratería” para la Caniem, ya que, indicó Araíco Montes de Oca, los libros reproducidos en forma ilegal son imprimidos de una manera tan exacta que hasta los hologramas son pirateados.

Advirtió que los planes de la Caniem van más allá y para la próxima legislatura presentará ante el Congreso de la Unión la petición de que se aumente el castigo a la “piratería”, que este delito se persiga por oficio y no por querella y que se legisle en materia de fotocopiado.

Dejó que claro que con ese propósito aún no se han puesto en contacto con ningún legislador, pues en 2003 iniciarán las campaas para la renovación de la Cámara de Diputados y algunos senadores, pero sí “estamos acudiendo, por invitación de la PGR,
tiendas ugg mexico Reproducción Ilegal de libros afecta 40 por ciento de producción
a reuniones mensuales”. Sigue