ugg botas baratas españa Ciento quince

bailey bow ugg Ciento quince

“Me gustan los zapatos más que las mujeres y el dulce de leche”, dice Alberto Grimoldi. Los lleva en la sangre. “Esta empresa nace en 1895 y la crea mi abuelo Alberto Grimoldi. Su padre era italiano y se llamaba Tomás. Probablemente fue zapatero remendón. Sin duda, le trasmitió el amor por los zapatos”, explica. Ahora él está al frente, secundado por dos de sus hijos, Hernán y Alberto, y en estos días lleva adelante el Segundo Concurso Grimoldi, Bienal Nuevos Talentos, junto con el suplemento Moda Belleza (ver recuadro).

“El secreto para que una empresa viva tantos aos es la renovación. Si no, te morís.” En pleno crecimiento, estrenan nuevo edificio, pero revisan el pasado para hacer un mural con postales de más de media historia argentina. “Ciento quince aos es un montón. Avisos en Para ti de 1944, la foto de Evita visitando la fábrica, cartas de mi abuelo de 1910. Esta sociedad durante aos le huyó a la historia, pero tiene valor”, reflexiona. Las guillerminas blancas de la chica de la publicidad se siguen haciendo. Producen 3000 pares por día, que se venden en cien locales Grimoldi.

Grimoldi es un nombre muy conocido en la Argentina. Pero en aquella época era sinónimo de zapatos para viejos y para nios; buenos, pero caros. Revertirlo a partir de 1988 fue difícil. Lo primero que hicimos fue no hacer más zapatos Grimoldi. Ahora existen marcas, creadas o internacionales. Cambió el mercado la creación de Kickers,
ugg botas baratas españa Ciento quince
American Pie, Ladybug, y las internacionales, que, tras 20 aos, son muy cercanas a nosotros. Hush Puppies en un 90% se disea y fabrica en la empresa. Merrell en un 70% y Caterpillar, sólo un 10 por ciento. Vendemos por ao 2.200.000 pares.

Qué modelos marcaron épocas?

Mandé a pintar cuadros de los modelos que superaron el millón de pares. Uno es Kazar, modelo de Kickers: abotinados muy anchos fabricados con el sistema Fray Mocho de costura externa. Otros, las sandalias tipo Birkenstock, con la suela con un contorno parecido al pie. También unas hiking boots, botas para subir montaa. Un buen día Soda Stereo las empezó a usar. De pronto nos encontramos con que se pedía ese modelo en cantidades increíbles.

El best seller de este invierno?

Una bota que copia las Ugg, lo menos femenina del mundo, abrigada, sin taco, muy cómoda. Explotaron. Vendimos entre 30.000 y 40.000 pares, y si hubiéramos tenido 100 mil. volaban también.

Hay una tendencia en Estados Unidos que se está expandiendo por Europa, los toning up, que empezaron MBT y Reebok: un zapato con una suela que se curva hacia arriba en los dos extremos. Es un mercado de 1400 millones de dólares. Se supone que te los ponés y tus piernas se fortalecen, tu cola se achica. Creo que es una gran mentira, pero está llegando a la Argentina. Lo estamos estudiando. Vos los usás y al día siguiente te duele todo,
ugg botas baratas españa Ciento quince
y ésa se supone que es la gran ventaja porque te está trabajando.