uggs para niños Medicinas más baratas

outlet ugg online Medicinas más baratas

Inicio El País Puro Deporte Sucesos Economía Opinión Viva El Mundo Ciencia Tecnología Data Diálogos ncora Revista Dominical Teleguía Brandvoice Somos Célebres Videos Blogs Negocios Publicaciones Emisoras Productos GN Anúnciese Estados Financieros Condiciones de uso Políticas de privacidadFútbol Nacional Fútbol Internacional Legionarios Selección Nacional Motores Otros deportes TorneosCartas Columnistas Editorial Foros InternacionalAplicaciones Científicas Medio Ambiente SaludCosta Rica es el segundo país de Centroamérica donde las medicinas tienen los precios más altos. Solo en Guatemala son más caras. Pero de poco vale ese consuelo. Lo que cuenta es que los ticos pagan hasta un 30 por ciento más por esos productos.

Hay varias razones para explicar el fenómeno:

Los fabricantes tienen tarifas diferenciadas por países. Parten del hecho de que en Costa Rica hay un mayor ingreso por cápita que en el resto del istmo; por lo tanto, existe mayor capacidad de pago.

También hay mayores controles sanitarios y comerciales para el registro de productos farmacéuticos, lo cual aumenta el costo de internamiento de los productos.

Además, el negocio farmacéutico local está concentrado en pocas manos. Rodrigo Salas, de la Federación Panamericana de Farmacia y gerente de la distribuidora Farmanova, explicó que de las 60 droguerías costarricenses (conocidas como distribuidoras o importadoras), 6 manejan el 75 por ciento del mercado privado de medicamentos. Este mercado genera millones al ao (19.178 millones), de los millones (31.964 millones) del mercado total de medicinas.

Estos tres factores son los que moldean la cantidad final que el cliente paga en el mostrador de las 400 farmacias comunitarias: el 75 por ciento del precio viene fijado por el laboratorio, que calcula los costos de investigación y desarrollo, la materia prima, los costos laborales y de promoción.

Un 22 por ciento del precio está determinado por los costos de internamiento (fletes, pago de aduanas y tipo de cambio) y un 3 por ciento por la comercialización del producto, donde va incluido el margen de utilidad. (Véase gráfico adjunto con composición del precio)

Hablar, entonces,
uggs para niños Medicinas más baratas
de medidas para bajar el precio de las medicinas y revertir la tendencia que coloca al país como uno de los más caros en medicamentos, es como meter la mano en un avispero: el tema es complejo y afecta muchos intereses, que empiezan por el de los fabricantes de medicinas, siguen con el de los distribuidores y farmacéuticos y tocan, finalmente, las fibras más sensibles del bolsillo de los consumidores.

Aumentar los productos de venta libre (se pasó de 8 a 29 categorías farmacológicas) y garantizar la posibilidad de que la gente tenga acceso a ellos en pulperías y supermercados.

Facilitar a las distribuidoras inscritas en los ministerios de Salud y de Economía y Comercio, la importación, con su registro, de productos de Estados Unidos, Suiza, Unión Europea y Canadá, sin necesidad de volver a realizar los trámites, lo cual ahorra hasta seis meses de trámites.

Aunque los farmacéuticos son conscientes de los altos precios, no están muy convencidos de la viabilidad de estas medidas, sobre todo porque no saben el mecanismo que llevará a la reducción. Y aquí es donde empieza la polémica.

Ellos han notado una contracción del mercado hasta de un 35 por ciento. Aseguran que esto puede tener como causa la expectativa de los costarricenses ante una baja inminente de precios,
uggs para niños Medicinas más baratas
que no va a suceder en el corto plazo.