ugg bailey button baratas Militares de ACORE hablan de la Jurisdicción Especial de Paz

botas ugg gris Militares de ACORE hablan de la Jurisdicción Especial de Paz

SEMANA.: fue el punto de partida en las diferencias que tienen con la Jurisdicci Especial de Paz?

Jaime Ruiz.: Desde que empez la negociaci en La Habana notamos con preocupaci que todo est dado a favorecer a las Farc. Comenzamos a indagar y entramos en contacto con Leyva y Enrique Santiago. En ese encuentro nos explicaron que la negociaci fue supremamente f Durante una reuni en la casa de Juan Carlos Henao se discuti el tema. La conclusi de que se aplicar un sistema basado en la justicia restaurativa que no impone privaci de la libertad sino una reparaci por los da causados a la sociedad. Les dijimos que si no se supon que eso se estaba negociando en La Habana. Respondieron que no, que se resolvi aqu sin la mayor participaci de los miembros de la Fuerza P y la Polic

SEMANA.: Pero ustedes quedaron bajo un modelo diferenciado, R.: Esa fue la primera preocupaci y por eso hicimos una serie de observaciones. Por disposici del Gobierno, en ese momento, entre los Ministerios de Defensa y Justicia, se acord un tratamiento especial diferenciado para nosotros. Una propuesta basada en todos los protocolos de justicia transicional. Se dio a conocer y fue bien recibida. Lo que nos intrigaba a partir de ese momento no era tanto el qu sino el c y qui lo iba a aplicar.

SEMANA.: Pero los magistrados quedaron en manos de prestigiosos organismos internacionales.

J. R.: nos van a juzgar? y se van a seleccionar los que nos van a juzgar? nos pregunt cuando apareci el tribunal especial con sus 51 magistrados. Pero, o sorpresa cuando se acuerda que el Comit de Escogencia es definido por cinco organismos y tres de ellos de afuera. Dentro de los escogidos apareci un espa muy relacionado con ETA, un peruano cercano al Sendero Luminoso y un argentino a Los Montoneros.

SEMANA.: reunieron con ellos?

J. R.: S hicimos una serie de cr y lleg una invitaci a Acore enviada por el Comit de Escogencia. Asist a esa reuni privada y les dije: no nos generan confianza por el perfil que tienen Claudia Vacca, por lo menos conoce el conflicto colombiano, por eso le pedimos que nos diera las garant suficientes de imparcialidad para que todo funcione. Jos Francisco Acu no estuvo presente. Nos dijeron, vamos a ser totalmente imparciales para darles esa confianza que reclaman.

SEMANA.: Entonces, fue la primera impresi que les dej la selecci de los magistrados?

J. R.: De los 51, escasamente cuatro nos generan confianza por su trayectoria y perfil. Dos de ellos trabajaron en la Justicia Penal Militar. Otra, en la Defensor Militar y un tercero en la Fiscal en la Unidad de An y Contexto donde asumi posturas muy firmes y profesionales. Inspiran respeto. De resto, ninguno nos da suficientes garant Ninguno. Conocemos la trayectoria de algunos y las posiciones que han asumido en contra de las Fuerzas Militares. Muchos son desconocidos. Est relacionados con colectivos de abogados, ONG que han asumido una posici de ataque constante y permanente a miembros de la fuerza p Si uno se fija en los miembros del nuevo tribunal, intentaron darle gusto a todo el mundo, cree?

J. R.: No. llegamos a la conclusi de que bajo esas circunstancias nos va a juzgar el enemigo. Esa ha sido la gran preocupaci que se acentu cuando se dio a conocer la presidenta del tribunal omnipotente. Porque tienen muchas facultades. Es una jurisdicci que tiene la facultad de autorregularse, de crear sus propias normas, de no rendir cuentas porque no hay qui pueda vigilar las actuaciones de ellos. No hay qui No admitieron a la Procuradur

SEMANA.: fue lo que no les gust de la primera presidenta del tribunal, Patricia Linares?

J. R.: Horas despu del anuncio, la doctora Linares sali a dar unas declaraciones a Yamit Amat. Ella se refiere a un tema que ha sido muy preocupante para nosotros y que nos ha hecho mucho da los mal llamados falsos positivos. Ella entr fijando posiciones. Con claridad dijo: condici de presidenta me faculta para tomar las determinaciones que se consideren necesarias en cuanto a la aplicaci o no Tambi manifest que para efecto de esas decisiones cada caso se estudiar para tomar la determinaci de seguir en la jurisdicci especial. Pero, pasa? Eso ya est resuelto y la Corte Suprema de Justicia ya se pronunci al respecto. Todas estas conductas mal llamadas falsos positivos entran en la JEP. Es una decisi del Estado y de la Rama Judicial. Ella lo pone en duda, qui va a resolver entra a cuestionar. Entonces, qu garant nos da esta justicia.

SEMANA.: Y. otros nombres?

J. R.: Hay una cantidad de nombres desconocidos que no se pueden ubicar. Pero resulta que esos desconocidos, en su mayor parte, seg hemos podido averiguar, son los que tienen v con ONG defensoras de derechos humanos como el Colectivo de Abogados Alvear Restrepo y el Cinep. Es decir, toda la extrema izquierda radical de este pa Tambi est Dejusticia que ha sido la l en que todo lo que tiene que ver con actuaciones de los militares para que se juzgue bajo el Art 28 del Estatuto de Roma.

SEMANA.: les dicen del Gobierno?

J. R.: El jefe del Estado, el ministro de Defensa y el ministro de Justicia han dicho en sus intervenciones p que para la Fuerza P hab seguridad jur y blindaje. Pero no est por ning lado. Sencillamente, nos enga La semana pasada hicimos una reuni extraordinaria con el que se tom la decisi de ir al Congreso a pedirle a quienes integran las comisiones primeras que definan cinco puntos claves para nosotros en el tr de la Ley Estatutaria.

SEMANA.: es lo que ustedes piden que se reglamente respecto a la JEP en la Ley Estatutaria?

J. R.: 1) La aplicaci estricta de todo lo acordado en cuanto al tratamiento sim diferenciado, equitativo, equilibrado y simult 2) Los beneficios penales de que pueden ser objeto seg lo determinado por la Corte Suprema de Justicia en relaci con los mal llamados falsos positivos. 3) Garant procesales frente al sesgo pol que pueda utilizarse en aquellos casos que sean conocidos por magistrados que est siendo custodiados por sus posiciones ideol en favor de la extrema izquierda radical. 4) Las funciones y atribuciones de los magistrados del Tribunal de Paz en cuanto a la debida interpretaci y tipificaci de todas las conductas penales bajo su competencia. 5) La prevalencia del c penal colombiano.

SEMANA.: les preocupa?

J. R.: Si esto no se garantiza plenamente como inicialmente se dijo es parte de la guerra jur que estamos enfrentando. La misma en la que hemos sido derrotados todo el tiempo y donde tenemos militares y polic presos por actuaciones muy cuestionables de la justicia ordinaria que no tiene pruebas suficientes, verdad jur y donde se ha visto una cantidad de montajes contra de la fuerza p Si esto no se resuelve pronto, van a tener unas Fuerzas Militares y de Polic desmoralizadas.

SEMANA.: Bajo ese contexto que usted plantea, explicar que el general Rito Alejo del R y dem militares hayan decidido postular sus casos a la JEP?

J. R.: Cu son las opciones que existen: la Justicia Penal Militar desapareci y la justicia ordinaria, que es donde est todos, muchos se quejan por falsas pruebas, testimonios y procedimientos irregulares. En su momento el uribismo present la propuesta de crear una Sala especial en la Corte Suprema, pero eso no pas Eso lo calificaron como autoamnist o autoindultos. Finalmente, tenemos? Debemos entrar en el contexto de por causa del conflicto, si hay un tratamiento especial, y por eso es que tenemos la JEP. Eso s en sacos diferentes que era lo que se nos estaba ofreciendo. No estoy hablando en su nombre, pero d escojo? La mejor opci es la JEP. Salgo de la ordinaria porque me han tratado mal y la militar no ya no existe. Claro, muchos se acogen en la medida de que se tengan en cuenta todas las observaciones.

SEMANA.: Expl R.: Si yo soy Rito Alejo del R y estoy en manos de la justicia ordinaria, est pasando con mi caso? Me acusan del asesinato de una persona en Choc Esto, no hecho por las tropas a mi mando sino por unos paramilitares. Una declaraci que le tomaron a uno de ellos donde dec que el general, que era el comandante de la zona, sab de las actuaciones que ellos estaban haciendo. Entonces lo involucran y le dan esa responsabilidad. Pruebas no se ha presentado ninguna. El mismo paramilitar que lo denunci tuvo que retractarse porque no pod comprobar lo que dec Sin embargo, ah est el proceso. Si me quedo en la justicia ordinaria ah me van a tener, entonce me voy para la JEP a seguir defendi pero libre.

SEMANA.: les ha ido en la justicia ordinaria?

J. R.: Hay muchos militares y polic que se encuentran subjudice por cualquier circunstancia en raz del conflicto. Al principio, ten la Justicia Penal Militar, eran nuestros jueces naturales, los que conocen las circunstancias del combate, quienes tomaban las decisiones acorde con la decisi de cada caso que se presentaba. Eso lo perdimos y lo cogi la justicia ordinaria donde hab personas que no ten idea del Derecho Internacional Humanitario y las circunstancias del combate. Ah comenzaron los fallos equivocados. La situaci es tal, que hay cifras de alrededor de 15.000 miembros del Ej vinculados penalmente a procesos. Cuando uno se va a cada caso, resulta que el procedimiento que sigue la Fiscal fue dictar medidas de aseguramiento o iniciar procesos de tipo penal contra toda una patrulla, pelot o compa que son 150 hombres. Tener 15.000 hombres en situaci subjudice es preocupante y desmoralizante.

SEMANA.: La discusi del art 20 del Estatuto de Roma, qued resuelta?

J. R.: Ese art dice que todo comandante est en la obligaci de saber de las actuaciones de sus subalteranos. Claro, uno debe conocerlas y es su obligaci Pero, si no lo sabe, deber haber sabido. Ese es el veneno. Si hablamos del primer caso hay que demostrar que penalmente usted deb saber. Pero si uno dice: no supe esto, ya sea por la circunstancias porque no ten la capacidad de control efectivo. Dira uno de estos 51 magistrados: bueno muy bien coronel o general no se le ha probado nada pero, usted deber haber sabido por esa conducta.

SEMANA.: Eso fue lo que qued resuelto en la Fe de Erratas que se firm minutos antes de la presentaci del acuerdo final en el Teatro Col R.: S estuvieron los mandos y generales que nos represetnaban. Se discuti el tema. Se dijo que hab cosas que corregir y el presidente dijo: una cosa, un acta donde todo esto quede como constancia y en la JEP (Acto Legislativo) se hacen las actuaciones correspondientes. Pero nada de lo que se firm en la fe de erratas entr Ese es otro enga m Ahora viene el pronunciamiento del tribunal, la selecci de los magistrados y ponen a escoger a tres extranjeros vinculados con grupos terroristas, garant tenemos?
ugg bailey button baratas Militares de ACORE hablan de la Jurisdicción Especial de Paz